Golpes de calor y el agua

Las chinchillas tienen dos enemigos.. las altas temperaturas y el agua.

 

La chinchilla proviene de las zonas áridas de la región andina de Sudamérica, por lo que gracias a su espeso pelaje y por naturaleza soporta muy bien las bajas temperaturas (hasta -10ºc), a causa de esto lo que no es posible es que puedan soportar las altas temperaturas, como mucho 25ºc a partir de aqui tenemos que tener la precaución de mantenerlas lo mas fresquitas posibles.

De lo contario les puede dar un golpe de calor y su vida correrá mucho peligro.

 

Como es de suponer la época del año en la que mas peligro corren las chinchillas es en verano, pero lo tenemos que tener en cuenta durante todo el año.

 

A continuación nombro algunas de las cosas a tener en cuenta para prevenir un golpe de calor:

 

-  Intentaremos tener a nuestras chinchillas en el lugar mas fresco de la casa.

 

- Reducir el tiempo de los paseos diarios.

 

- No dejar que les toque el sol jamás.

 

- Evitar la humedad en la medida de lo posible.

 

- No poner la jaula de nuestra chinchilla cerca de ningún tipo de radiador ni aparato que suelte calor.

 

Para refrescarlas y que puedan regular su temperatura:

 

- El agua para beber se la podemos poner un poco fresquita.

 

- La arena donde se bañan, minutos antes la podemos poner en la nevera para que asi este algo fresquita.

- Podemos colocarles una pieza de mármol en la parte baja de la jaula.

- También podemos ponerles acumuladores de frio recién sacados del congelador, hay varias maneras:

 

Si es una jaula con bandeja extraible podemos colocarles los acumuladores de frio en la bandeja  sin que ellas tengan contacto directo, podemos aprovechar de poner los acumuladores justo debajo de la pieza de mármol.

También podemos poner uno o varios acumuladores de frio dentro de una caja metálica y cerrarla, de esta forma ellas se pueden poner encima y refrescarse sin mojarse por la sudoración.

O si lo preferimos  podemos poner los acumuladores dentro de un calcetín y hacerle un nudo, este se lo pondremos directamente dentro de la jaula.

Podemos sospechar que nuestra Chinchilla puede estar acalorada cuando tienen las orejitas enrojecidas con las venitas algo inchadas.. pues ellas regulan la temperatura con sus orejas, también cuando se tumban de lado o se las ve algo apagadas o con dificultad para respirar. Estos son algunos de los síntomas, pero mas vale no esperarse a que aparezcan y prevenirlos antes.

Por otro lado decíamos que su otro enemigo es el agua, esta es peligrosa porque si nuestras chinchillas se mojan por error pueden aparecer una serie de problemas.

Decíamos que provienen de un clima árido, pero esto no quiere decir que nunca llueva, claro.

El problema es que si las chinchillas se mojan al tener un pelaje tan espeso les va a costar muchísimo secarse, esto puede provocar problemas en la piel.. como hongos, dermatitis o neumonía.. pudiendo así causarles la muerte.

Por tanto, evitar en los paseos todo aquel descuido como dejar el cubo de la fregona lleno de agua, jarrones con flores, la tapa del WC abierta, vasos llenos de cualquier líquido, etc..  todo aquello que pueda suponer un peligro para ellas.

En el caso de que nuestra Chinchilla por error se moje lo que haremos es secarle el pelo todo lo que podamos con una toalla, luego con un secador con aire frio y seguidamente le colocaremos su arena de marmolina para que acabe de secarse.

Otra cosa que puede ocurrir es por ejemplo que nuestra Chinchilla se ensucie con algo que no sea agua.. por ejemplo, que pase por encima de una sartén llena de aceite. Pues la única forma que tenemos de quitárselo es con un paño húmedo y luego secarselo, o bien si son solo unos restos recortándole con mucho cuidado el pelo perjudicado.

Novedades!

tienda para mascotas www.tiendanimal.es
Roedores